Una de las alternativas para el recubrimiento de suelos, de mayor preferencia entre arquitectos, constructoras, decoración de interiores y público en general, es sin lugar a duda, los pisos laminados.


Cada vez es más común ver un piso laminado instalado en hogares, comercios y oficinas. No es de extrañarse lo anterior, debido a los múltiples beneficios que los pisos laminados ofrecen para el recubrimiento del suelo, ante otro tipo de materiales, como lo son la madera, la piedra, el mármol, o incluso los pisos de cerámica.


Entre las ventajas que encontramos en la instalación de pisos laminados, destacan:


-Son de fácil instalación, en comparación a otros materiales.

-Reducen el peso estructural, debido a su ligereza.

-De gran resistencia a la humedad, al tráfico y al desgaste.

-No se hinchan ni se contraen por los cambios de clima, como suele suceder con la madera.

-Se pueden instalar prácticamente en cualquier tipo de superficie, incluso, sobre alguna donde ya existiera otro tipo de recubrimiento instalado.

-Requieren de mínimo mantenimiento y son fáciles de limpiar.

-Se fabrican en gran diversidad de diseños, modelos, colores y costos.


Si en tu próximo proyecto de construcción y/o remodelación requieres de una solución práctica, moderna y durable para el recubrimiento de suelos, considera al piso laminado; te dará la funcionalidad y elegancia que estás buscando, a un precio accesible.


Para saber más sobre pisos y recubrimientos, contáctanos. En Arquitectura Metropolitana somos expertos en productos arquitectónicos, será un placer asesorarte.